Textiles para la decoración veraniega de tu hogar

Cuando llega el verano, podemos hacer algunos cambios en nuestro hogar para crear un ambiente más refrescante.

Muchas veces pensamos que para modificar la decoración es necesaria una inversión muy grande y esto es, generalmente, lo que nos detiene de hacerlo más a menudo pero simplemente con la renovación de textiles, con tejidos más frescos, luminosos y coloridos, podemos obtener resultados increíbles..

 

Cambiando la ropa a la casa

Con modificaciones tan simples como un cambio de cortinas o de alfombras nuestro hogar puede parecer otro y empaparse del espíritu veraniego.

 

Telas veraniegas para las cortinas

Las cortinas son idóneas para un cambio radical y rápido en la decoración. Para el verano recomendamos usar tejidos ligeros y visillos, que tengan una caída natural y evite que queden rígidas. Preferiblemente en colores radiantes o tonos muy claros. También podemos optar por las cortinas estampadas para levantar el ambiente del salón. Los estampados que alternan el blanco con otro color más vibrante son una excelente opción.  Los tonos azules, verdes, rosas y el violeta son algunos de los grandes favoritos esta temporada.

Abre las ventanas y cierra las cortinas durante el día para bloquear al menos un poco de luz solar y evitar la asfixia  el calor excesivo.

 

Transforma tu casa con los cojines

Una de las formas más fáciles que pueden transformar un sofá mustio o una cama sencilla en muebles sofisticados y hacerlos el foco de atención de la habitación, son los cojines. Es recomendable colocar varios de diferentes colores o jugar con un mismo color en diferentes tonalidades, sobre un color entero. Si bien es preferible un tejido que sea resistente, debemos tener en cuenta que debe ser agradable al tacto y ofrecer no solo belleza, sino también la mayor comodidad posible, por esto recomendamos la pana o el lino que son tejidos fuertes pero cómodos.En este verano, las palmeras, las figuras del mar, tales como los peces, las ballenas, los moluscos... con un toque de jovialidad le regalarán a tu espacio, esa armonía de relajación típica de la estación del año.

Otra opción sería tapizar los muebles del salón o forrar las sillas del comedor. Para tapizar aconsejamos utilizar telas fuertes que garanticen durabilidad. Las telas en colores sólidos son fenomenales pues luego se pueden complementar con cojines coloridos. Es necesario tener en cuenta el color de las paredes de la habitación, pero los tonos azules, naranjas y la amplia gama de blancos, son ideales para los sofás y los cubrecamas.

 

 

Para descansar al aire libre

Crea tu rinconcito en el jardín de casa: sitúa unas colchonetas y unos cojines en el césped, elije una tela bonita, cuelga en las ramas y hazte un práctico toldo para disfrutar al aire libre, para un rato de lectura o de tus siestas veraniegas.

 

Los toldos pérgolas de tela que podemos hacer incluso manualmente, pueden ser  una buena opción. El tipo de tela a utilizar puede variar dependiendo de nuestro objetivo. Si queremos una pérgola duradera debemos optar por un tejido más fuerte como la loneta o lona, incluso pueden ser de mallas. Si, por el contrario, queremos algo fresco que permita el paso de viento y la luz y que sea temporal, podemos elegir tejidos más suaves.

También podemos prescindir de los toldos y escoger sombrillas para las mesas de terraza.  Para el verano recomendamos siempre colores alegres y claros que transmitan energía y frescura a los espacios. 

Escribir comentario

Comentarios: 0