10 reformas para revalorizar tu casa

 

Siempre pensamos que para conseguir aumentar el valor de un inmueble es necesario invertir una gran cantidad de dinero, pero lo cierto es que a veces con pequeñas reformas podemos conseguirlo.  ¿Buscas alquilar una vivienda?, ¿quieres vender un piso?, ¿quieres renovar tu hogar? Sea cual sea tu objetivo, con el lavado de cara adecuado podrás aumentar ligeramente su valor.

 

¿Qué reformas aumentan el valor de una casa?

 

Existen diferentes tipos de reformas que se pueden realizar y todas ellas dependerán del presupuesto con el que contamos. Hay que ser consecuente con el tipo de vivienda que esperamos conseguir y con el dinero que podemos invertir en ella.

 

Si el presupuesto no es muy elevado, debemos seleccionar muy bien las reformas a realizar y tomar decisiones de manera inteligente. Para ello, debes saber qué reformas te ayudan a aumentar el valor de la casa y se consideran más imprescindibles.

 

Baño y cocina: dos estancias fundamentales en un hogar y dos reformas indispensables para elevar el valor de la casa. Ya sea para comprar o alquilar, las palabras “lista para entrar a vivir” atraen a más inquilinos. ¿Quién quiere encontrar una vivienda y tardar un mes o varios en poder disfrutar de ella? Las reformas antes de encontrar el inquilino, mucho mejor.

Tanto la cocina como el salón se llevarán la mayor parte del presupuesto de la reforma. Por eso, es importante conocer las opciones en ambas estancias y optar por la que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

Mejorar la eficiencia energética: cada vez más nos preocupamos por el medio ambiente, sobre todo los jóvenes, pero también por nuestra economía doméstica. Una vivienda más eficiente ayudará al inquilino a ahorrar en las facturas de energía y aportará su granito de arena al medio ambiente.

 

Cuidar paredes, ventanas, suelos y puertas: estos elementos son lo que primero vemos al visitar una vivienda y los que más desgaste sufren con el paso del tiempo.

Ya sea para alquilar o vender, si quieres renovar las paredes busca colores neutros -el blanco es siempre un acierto que aporta luminosidad y agranda las estancias-. Recuerda los consejos del Home Staging, no decores a tu gusto, crea espacios bonitos pero aptos para todos los gustos.

 

Ganar espacio redistribuyendo o con espacios abiertos: esta obra requiere un presupuesto mayor, sobre todo, si queremos tirar paredes y tabiques, pero lo cierto es que el resultado es de diez.

Los espacios abiertos están de moda, aportan luz, sensación de amplitud y un estilo más moderno a la casa. Siempre que puedas, apuesta por ellos.

 

10 mini reformas para aumentar el valor de tu casa

Ahora bien, si tu presupuesto no es muy elevado y quieres hacer un buen lavado de cara y estrenar casa, te proponemos diez mini reformas que te ayudarán en tu objetivo:

 

1. Cambia la bañera por ducha: renueva el cuarto de baño con un simple cambio: cambiar la bañera por una ducha. Ganarás espacio y conseguirás un ambiente más moderno.

El cuarto de baño es una de las primeras reformas que se recomiendan llevar a cabo en una vivienda cuando el presupuesto es limitado.

 

2. Recupera elementos antiguos: pared vista, vigas originales o baldosas hidráulicas: Todo vuelve, qué gran verdad, y en diseño de interiores no podía ser de otra manera. Si la estructura de la vivienda cuenta con las vigas originales, paredes de ladrillo y baldosas hidráulicas, ¡lúcelas! Estos elementos son el lavado de cara perfecto para aportar estilo a tu piso.

 

3. Cambia el acabado del suelo y paredes de la cocina:  actualizar la cocina puede suponer una reforma integral si contamos con electrodomésticos, muebles, iluminación, suelos y alicatados. Pero lo cierto, es que a veces con unos simples retoques podemos conseguir un nuevo espacio. Un elemento que se utiliza mucho para realizar un lavado de cara es el microcemento de 3mm de espesor, un revestimiento decorativo que se puede utilizar en paredes, suelos y techos. Muy fácil de limpiar y de mantener.

 

4. Fuera falso techo: como te decíamos anteriormente, ganar espacio es fundamental en una vivienda. Sabemos que en muchas ocasiones es una tarea imposible -los metros son los que son-, pero con los trucos adecuados podemos conseguir una sensación de mayor amplitud. ¿A quién no le gusta un piso con techos altos?

El falso techo tiene una función aislante en la vivienda, esconde tuberías e, incluso, la instalación eléctrica.

 

5. Cierra la terraza para ganar espacio interior: otra opción para ganar espacio en una vivienda pequeña puede ser cerrar la terraza e incorporar esos metros al interior de la vivienda. ¿Sabías que la superficie cerrada tiene un valor superior al de la terraza? Aunque, por otro lado, cada vez están más demandadas las terrazas. Llegados a este punto, se debe valorar que influirá más en el precio: la terraza o más metros en el interior.

 

6. Opta por puertas correderas para ganar amplitud y abrir los espacios: olvídate de las puertas que chocan con muebles y de los espacios inutilizados, gracias a las puertas correderas podrás conseguir ganar algunos metros y hacer más práctica la vivienda.

 

7. Renueva los armarios por dentro y por fuera: el almacenaje es fundamental en las casas. Utiliza los pasillos anchos y los huecos vacíos para colocar armarios empotrados que aprovechan mejor el espacio y no pasan de moda. Basta con un simple cambio de puertas y actualizar el interior para que tengas armarios nuevos y listo para guardar todo lo que el inquilino necesita.

 

8. Pinta las paredes y prueba a empapelar una: en un buen lavado de cara no podía faltar pintar las paredes. Como te decíamos antes, utiliza colores neutros que combinen fácilmente con otros elementos. Si quieres darle un toque de color y estilo al piso, puedes optar por utilizar papel pintado en algunas de las paredes. Aportará un toque moderno.

Un último consejo, elimina los restos de gotelé que puedan quedar en tu casa.

 

9. Pásate a los cristales interiores para separar estancias y aportar mayor luminosidad: ¿conoces los cristales interiores? En muchas reformas estamos viendo cómo se utiliza este elemento para separar estancias, por ejemplo, entre la cocina y el salón. Lo que se consigue con él es ganar luminosidad en todas las estancias y dar una sensación de espacio abierto, sin serlo.

 

 10. Cambiar las ventanas para conseguir una vivienda más eficiente: otra de las reformas básicas es el cambio de ventanas. Además de conseguir un nuevo aspecto en la vivienda, conseguirás una mayor insonorización y que actúe como aislante térmico. Con este sencillo cambio, el futuro inquilino sopesará el ahorro energético que supone un buen cerramiento.

 

Fuente: Fotocasa

https://www.fotocasa.es/es/alquiler/viviendas/espana/todas-las-zonas/l

https://www.fotocasa.es/es/comprar/pisos/espana/todas-las-zonas/l

Escribir comentario

Comentarios: 0